Una pareja de personas mayores utilizan una tablet mientras hablan en lengua de signos.

WCAG 2.1 y la importancia de la lengua de signos en la accesibilidad web

La lengua de signos es importante para que las personas sordas o con discapacidad auditiva puedan navegar sin ningún tipo de barreras por Internet.

Muchas veces pensamos que la web es el lugar ideal para que puedan interactuar con todo tipo de información, servicios o productos que aquí están disponibles. Esta creencia puede ser muy equivocada.

En este artículo explicaremos la importancia de la accesibilidad digital para las personas con discapacidad auditiva y la relevancia que cobra la inclusión de esta lengua dentro de las pautas WCAG 2.1, las cuales garantizan la accesibilidad digital.

Recordemos que, para lograr una verdadera accesibilidad digital, es importante considerar a todas las personas, incluyendo aquellas que tienen dificultades auditivas y que utilizan la lengua de signos como su medio de comunicación principal.

¿Qué es la lengua de signos?

La lengua de signos es un medio de comunicación visual utilizado por personas con discapacidad auditiva para comunicarse entre sí y con personas que son oyentes.

Utilizando gestos, movimientos de las manos, expresiones faciales y corporales para transmitir información y comunicar ideas.

Es importante tener en cuenta que la lengua de signos no es universal, y que existen diferentes sistemas de signos en todo el mundo.

Pasando a ser un derecho fundamental para la comunidad con discapacidad auditiva en España, desde que se aprobó la Ley 27/2007, el 23 de octubre, en la que se reconocen las lenguas de signos de todo el territorio nacional.

Regulando de esta forma, los distintos medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas.

Ahora bien, ¿qué debemos hacer para que el contenido en nuestras páginas web sea accesible?

La importancia de la inclusión de la lengua de signos en la accesibilidad web

La inclusión de la lengua de signos en la accesibilidad web es fundamental para garantizar que las personas con discapacidad auditiva puedan acceder a la información y los servicios que se ofrecen en línea.

Se debe tomar muy en cuenta que un gran número de personas con discapacidad auditiva cuentan con una capacidad de lectura bastante limitada, esto debido que la lengua de signos es su lengua materna.

Por esta razón, muchas veces utilizar subtítulos que acompañan a un contenido multimedia no será suficiente para que una persona sorda comprenda la información que se quiere transmitir.

Debido a esto, la utilización únicamente de subtítulos puede limitar significativamente su capacidad para participar en la educación, el acceso a la información, servicios y productos que se ofrecen en la web con la finalidad de poder cubrir sus necesidades.

WCAG 2.1 y la inclusión de la lengua de signos

La WCAG 2.1 es una guía de accesibilidad web que establece estándares para garantizar que los sitios web y las aplicaciones móviles sean accesibles para todas las personas, incluyendo aquellas que vivan con cualquier tipo discapacidad.

Esta guía aborda la inclusión de la lengua de signos en la accesibilidad web; estableciendo, además, que los sitios web y las aplicaciones móviles deben proporcionar alternativas textuales para todo el contenido no textual, incluyendo el contenido que se presenta a través de la lengua de signos.

Esto significa que los sitios web y las aplicaciones móviles deben proporcionar subtítulos, descripciones de audio y transcripciones para los videos que utilizan la lengua de signos.

Todo ello con base en el criterio de conformidad 1.2.6 Sign Language (en inglés), el cual establece la interpretación en lengua de signos para todo el contenido audiovisual pregrabado en medios sincronizados, estableciendo un (Nivel AAA).

Permitiendo de esta forma que las personas sordas o con dificultades auditivas que dominan la lengua de signos, puedan comprender sin ningún tipo de barrera el contenido del formato multimedia que se comparte.

Como podemos notar, este criterio apunta hacia un Nivel AAA, lo que muchas veces, hace difícil que se tenga en cuenta, ya que las normas establecidas en la mayoría de los países, exigen que la accesibilidad digital en la web debe alcanzar el Nivel AA.

Para cumplir con el criterio de conformidad 1.2.6 se puede aplicar una solución que combina el subtitulado con la lengua de signos.

Buenas prácticas y técnicas a incluir según la WCAG 2.1

A continuación, te dejamos los enlaces donde podrás consultar la información en detalle sobre las dos técnicas que sugiere la WCAG 2.1, esto con la finalidad de garantizar que se cumpla el criterio de conformidad 1.2.6 Sign Language.

La información apunta directamente a la web de la WCAG 2.1 (en inglés):

Si deseas saber más información referente a accesibilidad digital, te invitamos a que navegues por nuestro blog, aquí podrás encontrar artículos actualizados referente a este tema.

Y si tienes una página web que aún no cuenta con accesibilidad, ¡contáctanos!, para que puedas conocer de primera mano cómo funciona nuestra plataforma digital de accesibilidad. ¡Hazlo ahora, es completamente gratis!