Pareja de ancianos empresarios se miran sonriendo delante del ordenador mientras navegan utilizando accesibilidad web

La banca debe ofrecer accesibilidad digital para personas mayores para garantizar su inclusión social

Recientemente conocimos la noticia de Carlos San Juan, un valenciano de 78 años que ha logrado recoger 600.000 firmas para su campaña “Soy mayor, no idiota”. Su objetivo es exigir un trato más humano en las sucursales bancarias para que las personas mayores que tienen problemas para utilizar el cajero automático o la banca online sigan pudiendo operar desde la ventanilla, y sin ningún tipo de penalización.

Esta misma semana, gracias al impacto mediático de la campaña y la recogida de firmas, varias asociaciones del sector bancario han acordado que se comprometen a garantizar la atención de los colectivos vulnerables, entre ellos el de los mayores de 65 años.

Esto nos hace preguntarnos algo, ¿por qué las personas mayores tienen estos problemas para utilizar la banca online?, ¿estamos seguros que se están ofreciendo las herramientas de accesibilidad digital adecuadas para que este y otros colectivos con dificultades puedan acceder a estos servicios?

Debemos avanzar hacia la accesibilidad digital real para personas mayores

La accesibilidad digital para personas mayores es necesaria para minimizar el riesgo de exclusión que viven en la actualidad.

Y es que la evolución tecnológica y digitalización que tantos beneficios nos ha brindado en estos tiempos, está ocasionando complicaciones importantes en el día a día de las personas mayores.

Esto, a consecuencia de las importantes barreras con las que se encuentran a la hora de poder interactuar con servicios básicos a través de la tecnología e internet, siendo en la mayoría de los casos por desconocimiento o limitaciones.

Así lo destaca la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores (UGT), quien informa que unos 9,4 millones de españoles mayores de 55 años no pueden acceder a la banca online. Y 11 millones se encuentran con barreras importantes a la hora de contactar con el servicio sanitario.

Lo que hace que impacte de manera negativa en este importante grupo, que poco a poco, queda más excluido del sistema social, económico y financiero, los cuales evolucionan a pasos agigantados.

Y más aún con la llegada de la pandemia, donde los recursos telemáticos han sido clave para dar solución a las distintas necesidades impuestas por las restricciones que trajo consigo el Covid-19.

¿Por qué garantizar la accesibilidad digital para personas mayores?

Es un hecho que el porcentaje de personas mayores que usan internet sigue aumentando paulatinamente. Mucho tiene que ver, con el aprendizaje forzado que ha generado el cierre de la brecha digital y la necesidad impuesta por la pandemia.

Lo primero que debemos tener claro, es que, a una gran mayoría de las personas mayores, se les dificulta el hecho de poder acceder a las sedes electrónicas.

mujer de edad avanzada utilizando un smartphone sentada en un sofá

Éstas, hacen un esfuerzo importante para poder convivir con pantallas táctiles, textos y contrastes que no se adaptan a su capacidad de visión, etc.

Es por ello, que todos estos servicios online, deben contar con la accesibilidad requerida que permita una interacción más fácil e intuitiva a este grupo de personas.

Siempre con la finalidad de poder garantizar el acceso a servicios online, respetando en todo momento sus derechos fundamentales.

Accesibilidad digital para personas mayores con inSuit

Cuando hablamos de accesibilidad digital para personas mayores debemos entender que tiene una implicación mucho más compleja que el tamaño de los botones o la tipografía que se emplee en la web o en los dispositivos tecnológicos.

Es por esto que inSuit pone a disposición la Interface inSuit Senior®, una herramienta que ayuda a las personas mayores a navegar de una manera más fácil y efectiva.

Brindándoles la posibilidad de poder ampliar contenidos, ajustar contrastes, contar con indicadores de enlaces y botones que convertirán el contenido de texto a voz, etc.

Cubriendo, de esta forma, las necesidades que puedan presentar aquellas personas mayores con dificultad de visión y poca destreza digital.

Siendo también efectiva, para todas aquellas personas que tienen alguna alteración en la vista, como dislexia, presbicia, fatiga visual, etc.

Estándares y adaptaciones de calidad inSuit

De esta forma, la accesibilidad digital se hace presente con estándares y adaptaciones de calidad que permiten a las personas mayores:

  1. Distinguir los contrastes de colores adaptándose de una manera fácil a las distintas intensidades de luz.
  2. Navegar mediante iconografías sencillas y claras.
  3. Hacer zoom en la pantalla sin perder la información.
  4. Contar con otra opción distinta para accionar sin movimientos que requieran de exactitud.
  5. Navegar a través de estructuras de navegación comunes y que puedan repetirse en las distintas secciones de la web, con la finalidad de poder mantener una buena comprensión e interacción.
  6. Poder contar con una mayor posibilidad de interpretación de la información que existe en la página o aplicación web.

inSuit Senior®, una solución de accesibilidad a través de ayudas técnicas, que permite a las personas mayores, eliminar las barreras que se puedan encontrar a la hora de usar servicios online.

¿Quieres que te mostremos cómo funciona la interfaz para personas mayores? ¡Solicita tu demostración sin ningún tipo de compromiso!